Si se me apura, la gran pelea o una de las más grandes, al menos, en las artes marciales esta polarizada en dos extremos: tradicionalistas y evolucionistas. Y sin embargo, a mi juicio, es el debate más estéril y mal planteado que existe, puesto que mientras los tradicionalistas ignoran u obvian que la tradición japonesa se basa en la adaptación a los tiempos (piénsese que fué o es un país que en 1868 estaba en la Edad Media, en 1945 plantó batalla a las Fuerzas Aliadas en igualdad de condiciones armamentísticas y hoy dia es una de las principales potencias mundiales en todos los terrenos), por otro lado los evolucionistas plantean cambios técnicos, superficiales, pero nunca en profundidad en los que se muevan los pilares sobre los que se asienta el Budo.

Los conocimientos sobre el cuerpo humano: la biomecánica, el aprovechamiento del esfuerzo, desarrollo muscular, etc., permiten pequeños matices a las antiguas técnicas, de modo tal que la figura del Maestro (Sensei, Shihan, Renshi, Hanshi...) pasa a ser una especie de entrenador físico con más o menos grandes planteamientos acerca del rendimiento físico. No me parece mal, que conste.

De los conocimientos teóricos, técnicos, tácticos, etc., de cada arte marcial, escuela, estilo, línea o subestilo no juzgo puesto que es algo inherente a cada uno, sin que exista un estándar y que permite ver desde grandes estafas hasta grandes técnicos en todas y cada una de las especialidades... Y en este preciso punto es donde está una de las raices del problema: Hoy podemos comparar las diferentes técnicas y tácticas y hacer juicios de valor, incluso críticas más o menos constructivas, independientemente de nuestro nivel de conocimiento.

Sin embargo: ¿Ese nivel es suficiente para hacer un juicio de valor? Doy por supuesto que todos dirán que sí.

Es difícil tener una opinión y un juicio de valor sobre el Budo en los tiempos actuales. Lo único que sabemos es que el Conocimiento y el Saber están ahí, aunque muchas veces no sepamos exactamente donde.
Desde mi particular punto de vista y tal y como ya he expresado muchas veces, el Budo, las Artes Marciales son una afición, una actividad que unos realizan como deporte y otros como forma de conocimiento. A los primeros nada que decir, los avances en la metodología y ciencia del deporte son prácticamente de dominio público y tan solo hay que aplicarlos.

Sin embargo, para unos y otros, parece (que se me corrija si estoy equivocado) que el tiempo no ha cambiado la forma de enseñanza y aprendizaje ya que con más o menos matices, el sistema sigue las mismas reglas:

  • Existe un Maestro (Sensei, Shihan, Reshi, Hanshi...) con un grado otorgado por X que es el líder del grupo e imparte y dosifica la información de la que dispone generalmente en función de un rígido programa didáctico heredado de las costumbres de la enseñanza reglada.
  • Existe un Alumno, depende de lo tradicionalista que se sea, clasificado en Senpai-Kohai o, al menos, en grados o niveles, de manera que no es demasiado habitual que un alumno considerado de bajo nivel acceda al conocimiento de niveles superiores
En la práctica esto significa que existe un rol activo: el profesor y un rol pasivo: el alumno, el cual no tiene poder de decisión sobre el acceso a la información salvo que lo haga a través de Youtube y otros canales similares, pero que, al carecer de juicio y sin nadie que le guíe correctamente, es incapaz de discriminar esa información separando el grano de la paja.
El modelo sigue los planteamientos autoritarios del pasado: La información es cerrada y es la "Autoridad" (Sensei) quien establece las reglas, uso y nivel de acceso a la información más o menos estrictamente basado en la regla decimonónica "Nadie debe preocuparse por el método de administración del superior". Por lo cual el método cierra todo paso a la iniciativa y ejercicio de la crítica lo que impide una actividad más creativa y autocorrectora.

Es lo que se conoce como "Sistema Monasterio" (nombre tomado de los métodos monásticos europeos de la edad media)
en una interpretación absolutamente errónea y muchas veces interesada de la tradición japonesa. En el lado opuesto está el "Sistema Académico" (nombre tomado del espíritu de academia griega y que Platón resumió en la frase "ninguna persona libre debe aprender nada como un esclavo")

Hackers

Aunque el término Hacker es confuso para la mayoría y dado que este blog es sobre Artes Marciales y no sobre informática, símplemente daré una definición general y, por tanto, matizable según los casos.
Hacker proviene de una palabra inglesa que viene a ser como "el que rompe una puerta a hachazos", se organizan en comunidades y grupos que colaboran entre sí para lograr acceso a "información oculta" y es éste punto el que me interesa destacar ya que Información Oculta sería una perfecta traducción de la palabra Okuden.

Antes de continuar, me gustaría aclarar algunos puntos: Internet, la Era Informática, ha supuesto una verdadera revolución social, no en el sentido político o puramente economicista (que en cierto sentido también) sino en el sentido de acceso a la información. Este acceso es rápido, inmediato más bien, fácil y barato, al alcance de prácticamente todo el mundo, sin embargo también está restringida por niveles llamados "de seguridad". En términos generales, un Hacker es quien, llevado por su afán de conocimiento e investigación, "rompe o transgrede esos niveles de seguridad" para acceder a la información que le es vetada. Se puede matizar si los métodos son más o menos éticos, pero creo honestamente que eso no es materia de este blog.

Lo que quiero destacar es que el fenómeno y la ética Hacker es un producto de nuestra era y que se opone frontalmente al sistema dominante y "tradicional", escolástico u ortodoxo. Son los hackers precisamente quienes dominan prácticamente las redes, incluída Internet, desde el anonimato y no los "Maestros de la Informática". Esta es la revolución de la que hablaba.

Entre los Hacker también hay clases; Wanabees, Lamers, Elite, Gurús..., la diferencia consiste en que no son títulos que otorgue X Federación, Asociación o ninguna clase de organismo público o privado, es algo que se establece por el nivel de conocimiento reconocido por la comunidad en general, porque aquí es donde reside la clave de todo: Es la Comunidad y no el Individuo lo que prima, una comunidad abierta, donde el conocimiento se comparte y cada quien aporta su grano de arena.

El método de aprendizaje es realmente simple: No hay Maestro y no hay Alumno, hay un proyecto, una experiencia que puede aportar conocimiento y a ella se unen quienes desean participar aportando lo que se tiene, es decir, el novato pondrá sus ganas y afán de saber, el gurú le facilitará el camino y entre todos lograrán el objetivo que será compartido para toda la comunidad, de modo que el Saber seguirá avanzando.

Curiosamente, aunque gocen de mala fama, en general, son quienes hacen avanzar y han provocado los cambios más espectaculares en nuestras vidas a través de la Informática y el Ciberespacio, puesto que sus investigaciones y modo de actuar llevaban a cambiar y mejorar los sistemas. A ellos se les debe, por ejemplo, el popular formato MP3
.

Esta es mi propuesta tras la larga introducción que espero se me disculpe, aprovechar las facilidades que nos da La Red para cambiar los métodos de aprendizaje, enseñanza y práctica de las artes marciales.
Para ello parto de las siguientes premisas:
  1. Quien desea comenzar a aprender cualquier arte marcial, lo hace con espíritu abierto, sea cual sea su motivación: deporte, afición...
  2. En Internet existen foros, personas con grandísimos conocimientos sobre cualquier aspecto de las artes marciales, desde el punto de vista Fisiológico, como Licenciados en Ciencias del Deporte, como de la Historia de las Artes Marciales, de la Cultura japonesa, de estilos y escuelas, etc.., de todas y cada una de sus características.
  3. La práctica y el conocimiento de las Artes Marciales, contiene muchos matices, algunos "secretos" llamados Okuden a los que no es imposible acceder a través de la información existente, pero fragmentada, por toda la red.
  4. Por tanto si existiesen comunidades Hacker, en el sentido de grupos de investigación sobre esos diferentes "secretos" podría muy fácilmente llegarse a mejorar técnica y humanamente en una experiencia enriquecedora, tanto física como mentalmente.

Personalmente, creo estar aportando mi grano de arena con este pequeño blog, pero tampoco tengo muy claro hacia donde dirigirme, salvo por supuesto la mejora de mi técnica, mi táctica y mi línea de entrenamiento. No soy el único, encuentro cada vez más gente en la misma línea, que tienen muy abultados conocimientos y que no les importa compartirlos, pero no encuentro un proyecto determinado al que unirme y supongo que existen multitud de ellos que a mí ni se me ocurren.

Obviamente, cada quien, estará interesado en su parcela, eso es obvio y encomiable, pero quizás en su búsqueda no ha encontrado un punto de vista desde el cual tener una mayor perspectiva para ampliar sus horizonte y avanzar más rápido en su camino.


Realmente no sé como llevarlo a la práctica, personalmente me gustaría recibir preguntas, propuestas, dudas, no sé, pero que mis respuestas no sean tomadas como dogmas, sino como puntos de partida para experimentar cosas y que esos resultados sean compartidos de forma que yo mismo pueda mejorar a través de, lo que decía, un punto de vista que no se me había ocurrido y, supongo que igual que yo miles a lo largo y ancho de La Red...

Dejo ahí la propuesta en firme.


Nota: La idea no es propia, sino tomada del libro "La Etica del Hacker" escrito por un filósofo finlandés llamado Pekka Himanen y publicado en 2001.

 


12/31/2013 4:44pm

hermano lo felicito de verdad no se que edad tiene ni que jerarquia tiene en las artes marciales pero en realidad lo que me interesa es saber que hay otras personas que tienen un criterio similar digamos UNA VISIÓN muy distinta de la mayoría, tomando en cuenta que siempre las mayorías tienden a pensar en forma errada... en Venezuela tengo un programa de capacitación para defensa personal sustentado en la táctica y en lo sencillo pero por encima de eso EN LA SEGURIDAD CIUDADANA ese es el mejor aporte que podemos dar al mundo.
NOS VAS A ENCONTRAR EN TODAS LAS REDES SOCIALES
revisa la información que tengo y me comentas que te parece

SALUDOS DESDE VENEZUELA HERMANO!!!

somos DEFENSA URBANA C.A.

Reply
Cuervo
12/31/2013 6:47pm

Tengo 53 años y practico artes marciales desde los 17, tengo varios danes en diferentes artes marciales y soy profesor por el Ministerio del Interior de Defensa Personal para personal de seguridad.

Un amplio bagage... y conozco su pais, he estado varias veces por allá compartiendo tatami :) también me encuentra fácilmente en Facebook

Reply
José Bracamonte
12/31/2013 8:15pm

Lo felicito por lo interesante de sus opiniones, que muchas vecez comparto, soy presidente de una escuela de Karate-Do y siempre he pensado que debemos enseñar lo que aprendemos de manera de mantener a nuestros alumnos actualizados en el arte que queremos enseñar y si es posible ir adquiriendo conocimientos de otras artes marciales con el fin de crear nuevos estilos que pretendan mejorar lo que hemos aprendido de nuestros maestros, mis hijos son karatecas el mayor segundo Dan y el menor primer Dan y siempre mi meta ha sido que ellos enseñen lo que puedan aprender cada día, con el mejor empeño, para el mejor provecho de sus alumnos.
Saludos y un Feliz Año Nuevo

Reply
Cuervo
12/31/2013 11:45pm

Muchísimas gracias por los halagos.
Yo no soy padre, pero me enseñaron que el Budo es como la familia. Hay hermanos y primos lejanos, pero son todos del mismo tronco y por tanto, aún manteniendo opiniones diferentes, siguen trabajando juntos. En ese sentido, no hay mayor orgullo que ver como los alumnos superan al maestro, siguen la línea y la engrandecen, continuan el camino que nosotros empezamos.
Yo tambien soy karateka, Shotokan y Shito-Ryu, además de otras cosas, de ahí que opine que el sistema de enseñanza está obsoleto, puesto que contempla únicamente una parte (shotokan, shito-ryu, taijutsu o aikido) cuando el tronco es solo uno: la lucha, el combate, el budo.

Reply



Leave a Reply.

    Autor

    El Cuervo o Cayetano Sanchez, practicante de Artes Marciales e investigador en japonología, experto en diferentes aspectos de la cultura japonesa y manifestaciones artísticas


    El libro que recoge los principales conceptos del Budo con la interpretación occidental y analítica de El Cuervo.
    Disponible en versión digital e impresa:

    Edición Digital en: Amazon, Google Play, Google Libros y Scribd.
    Edición Impresa en: Amazon, Create Space, Google Libros y Google Play.

    The concepts and sentences related with the martial artes, since the western and analytic look of El Cuervo.
    Avaible in digital and printed edition:

    Digital Edition, English version in: Amazon, Google Play, Google Books, y Scribd.
    Printed Edition, English version in: Amazon, Create Space, Google Play y Google Books.

    Archivos

    Noviembre 2013
    Octubre 2013