Se teoriza demasiado sobre el papel o rol que ejerce el "Maestro" de artes marciales. A mi juicio es uno de esos "falsos debates" que recorren las redes sociales con frases bonitas presentando al Maestro casi como un héroe que da la vida por hacer de sus alumnos los mejores (personas, campeones, maestros).

Vamos a hablar claro y que me perdonen quienes se sientan aludidos porque no es mi intención ofender a nadie, sino tan solo destruir mitos que nunca debieron existir. Así, sin vaselina ni anestesia, el Maestro es un señor que se gana el pan dando clases de artes marciales, si se deja la piel o no... eso unos más que otros.
Ahora bien, como cualquier profesor de cualquier materia, debería estar al tanto de todas las investigaciones en materia docente además de conocer suficientemente los detalles técnicos, tácticos y teóricos de la materia que imparte.
No es ningún héroe, tan solo una persona que presta unos servicios a cambio de un dinero. Lo cual me parece perfecto, legal, sano y necesario, siempre y cuando esta enseñanza se mantenga en el plano y límites de esta actividad. Me declaro absolutamente contrario a pretender inculcar unos valores éticos y, en muchos casos, religiosos, políticos, morales, etc., que en el mejor de los casos no son cumplidos por el propio Maestro y en otras ocasiones degenera en comportamientos e ideas sectarias.

Habitualmente y salvo excepciones, se sigue sin cuestionarse un sistema tradicional de enseñanza en el que el maestro es presentado como alguien que ha alcanzado "la maestría en el arte" y que explica o transmite el conocimiento exponiendolo de modo progresivo.
En la mayoría de las ocasiones, no hay un estudio previo sobre si ése es el mejor sistema, el que mejor se adapta al grupo de alumnos y a cada uno de sus integrantes de forma individual. Tan solo se sigue la inercia y se repiten las mismas actitudes y gestos que se vieron y aprendieron en la época de alumno.

Este sistema estaba bien en épocas pretéritas, en el Japón feudal por ejemplo, en las que la obediencia ciega y el individualismo eran considerados "lacras de la sociedad" y, por tanto, el Maestro era considerado como el ejemplo a imitar tanto en la práctica como en la vida ordinaria.

El Maestro era el único que tenía el conocimiento y lo dosificaba tal y como creía oportuno, los alumnos aceptaban el papel y se esforzaban (el significado de Osu 押忍) en seguir sus pasos emulando sus hazañas. Esta costumbre y forma de pensar se institucionalizó y materializó en ritos y gestos que han llegado hasta nosotros, aunque sin conocer muy bien su significado concreto.

Sin embargo, hoy, se contemplan otros cuatro modelos de enseñanza que se adaptan al alumnado, ya que es él el objeto de la acción docente, a su entorno, a su estilo de aprendizaje, etc. Teniendo en cuenta que el objetivo de las enseñanzas en artes marciales es modificar la conducta del alumno, especialmente los mecanismos de respuesta ante una situación de conflicto.

Para ello, se debe partir de una premisa que no siempre se cumple: El maestro tiene claro el objetivo de enseñar todos los detalles de la escuela o arte objeto de su acción docente. Desgraciadamente, en este punto es donde los Okuden forman lagunas insalvables, dado que nunca aprendió ese nivel, a veces ni tan siquiera ha oído hablar de él, de forma tal que no se ofrece una explicación clara, veraz, comprobable, de lo que se está haciendo y el por qué se está haciendo. Las lagunas se cubren con mitos y creencias erróneas.

El mayor problema que veo a esta forma de enseñanza es que limita absolutamente la investigación personal, cayendo en el "sistema dictatorial" del "esto es así y no se puede hacer de otra manera", actitud que fomenta la soberbia, la vanidad y, sobre todo, el Ego, además de ser el germen de actitudes y conductas sectarias y, quizás lo más grave, es que se está faltando a la verdad.

Porque la verdad es que las artes marciales son una secuencia casi infinita de permutaciones y combinaciones de distintos elementos que se adaptan a las circunstancias concretas de una situación concreta y son esos pequeños matices los que que conforman lo que se ha dado en llamar Okuden. Es decir, conceptos abstractos, como la Distancia, la Fluidez, incluso el Kime, van conformando el Arte de la misma forma que solo existen siete colores o cinco notas musicales, de como se combinen entre sí depende la creación de una obra maestra.

Otro aspecto de la enseñanza de artes marciales son sus objetivos docentes. ¿Qué se pretende que el alumno obtenga? Puede ser llegar a convertirse en un campeón, o un experto (sabio) en su técnica. No importa cual sea.
Si es el primer objetivo el que se desea, el nivel Okuden no tiene la más mínima relevancia, puesto que no es aplicable en situaciones de campeonato, donde la técnica está limitada por las reglas y normas dictadas.  Sin embargo son imprescindibles en el segundo caso... y se supone que el Maestro ha de ser un verdadero experto...

PD: Cuando he hablado de "no enseñar valores", debo matizar que es muy diferente según la edad del alumnado. Me explico: a un niño, incluso adolescente, inculcarse cosas como el respeto a los demás en un entorno multicultural (recordemos que los ritos de artes marciales no son otra cosa que formas protocolarias y de etiqueta japonesas) favorece un crecimiento sano. Sin embargo, los adultos ya estan formados (o deformados según cada caso) en valores y comportamientos sociales por lo que es innecesario insistir en ellos, si el propio alumno tiene interés los reclamará por sí mismo.  Todo ello sin caer en el caos, claro.

 





Leave a Reply.

    Autor

    El Cuervo o Cayetano Sanchez, practicante de Artes Marciales e investigador en japonología, experto en diferentes aspectos de la cultura japonesa y manifestaciones artísticas


    El libro que recoge los principales conceptos del Budo con la interpretación occidental y analítica de El Cuervo.
    Disponible en versión digital e impresa:

    Edición Digital en: Amazon, Google Play, Google Libros y Scribd.
    Edición Impresa en: Amazon, Create Space, Google Libros y Google Play.

    The concepts and sentences related with the martial artes, since the western and analytic look of El Cuervo.
    Avaible in digital and printed edition:

    Digital Edition, English version in: Amazon, Google Play, Google Books, y Scribd.
    Printed Edition, English version in: Amazon, Create Space, Google Play y Google Books.

    Archivos

    Noviembre 2013
    Octubre 2013